Psicología y Relaciones

BDSM para principantes: Cómo, por qué

¿Necesitas probar algo nuevo en la cama? Desde la época de la llegada de «50 sombras de Grey», el acto sexual de «bondage y control, dominación / sumisión, sadismo / masoquismo» o BDSM para abreviar, ha intrigado a muchas parejas. Estos tips para principiantes de BDSM te ayudarán a tener un comienzo más que satisfactorio…

Aprendizaje antes de la prueba

Antes de adentrarse excesivamente en el mundo del BDSM, es probable que sea mejor echar inicialmente un vistazo a la web. Aquí descubrirás posts como «¿Qué es el BDSM?«. A pesar de encontrar cómplices intrigados, también puedes utilizar la comunidad BDSM para descubrir recomendaciones y consejos para tus propios juegos sexuales. No obstante, ten cuidado: como novat@, debes tratar de conocer a otras personas en sitios neutrales y no a solas hasta que esa otra persona sea segura. Ve a un taller para aficionados o una reunión de kinksters. Ten en cuenta que todo el mundo empezó poco a poco. Eso también se aplica a los especialistas en BDSM. El mundo kinky realmente tiene su propio lenguaje, que deberías aprender antes de seguir adelante. Bullwhips, flogger, horse play o doms: el lenguaje BDSM está cargado de jerga específica, con la que deberías sentirte con comodidad. No te preocupes en caso de que no puedas mantenerte al día. Busca términos online que te interesen o pregunta en una reunión o taller de BDSM: esta es toda la motivación detrás de esas reuniones.

Consejos de BDSM: sigue alerta

El BDSM no es para todos. En el caso de que tú o tus cómplices seáis novatos, debéis comenzar subiendo el nivel gradualmente. Comienza con un juego más ordinario, por ejemplo, utilizando restricciones como cuerdas o esposas, y/o castigos. En la remota posibilidad de que ambos estéis interesados ​​en avanzar más, sin duda puedes intentar algunos encuentros más oscuros, como llevar a tu cómplice con una cuerda a través del desván como una mascota. Los objetos como látigos y cadenas son solo para aquellos que… ¡saben exactamente lo que les gusta! Ese también podrías ser tú en poco tiempo.

En cuanto a la ropa

Posiblemente, uno de los principales consejos de BDSM es que debes dejar el armario de otoño y primavera para otro momento. El estilo Dark está siempre de moda, especialmente en cuero y látex. Obviamente, depende totalmente de ti elegir qué ponerte. En lugar de la ropa interior típica, el BDSM ofrece la oportunidad de aceptar otro rol y vestirse apropiadamente. Independientemente de si se trata de collares para el cuello con tachuelas o un traje de látex, a día de hoy encontrarás una selección colosal más allá de cualquier cosa que puedas imaginar. En caso de que necesites investigar la comunidad más cercana a tu entorno, generalmente es mejor cumplir con la regulación de ropa predeterminada. En las fiestas SM, se comenta el dress code a seguir en los flyers o en las solicitudes. Además, debes asegurarte de que tu atuendo refleje tus inclinaciones; esto es para que a otros visitantes de la reunión les resulte sencillo saber si tú es en mayor medida dominante («dom») o te atrae la sumisión («sub»). En el caso de que seas dom, los bodies de cuello alto y los tacones de aguja son ideales. En la posibilidad de que seas sumis@, puedes usar un collar y elegir un vestido que le dé tanto acceso visual a tu pecho y la mitad inferior como razonablemente podría esperarse.

Indispensable para novatos BDSM: insistir en una palabra de seguridad

Al igual que algunos son de usar la fuerza como parte de la sesión, una palabra de seguridad es vital. Independientemente de si tu cómplice responde de manera contundente a demandas como «no» o «alto», es posible que sea una pieza dominada por las circunstancias de BDSM. Como existe el peligro de una tortura genuina, es realmente fundamental elegir un término con anticipación con tu cómplice, que ambos percibirán rápidamente como una señal para dejar todo lo que estuviérais haciendo. Es ideal elegir palabras que normalmente no usarías con el sexo y que no son demasiado sexuales, por ejemplo, «jirafa», «aspiradora» u «orégano». Las señales con las manos también se pueden utilizar, recordando los golpes en el suelo como en las técnicas de combate. Sin embargo, esto generalmente no es ideal, ya que los sumisos pueden estar atados a veces.

 

Sin vergüenza

El BDSM es una práctica única que requiere una enorme cantidad de confianza mutua. Esa es la manera en que debería ser y es un buen pretexto. Debes sentirte bien constantemente, para que tú y tu cómplice puedan realmente dejarse llevar y apreciar el sexo. Al igual que cualquier práctica sexual, no deberías haber ninguna timidez en esto. Tú y tu cómplice participáis juntos en este juego, ¡así que disfrútadlo! Sentir cualquier timidez o vergüenza sin duda limita los mejores y más grandes instantes del sexo. ¡Trata de no avergonzarte de lo que te excita!

Consejos BDSM para novatos: ¡no hay práctica urgente!

El juego BDSM no es el momento en el que tu pareja sexual solicita que hagas algo con lo que no te sientes completamente bien. Trata de poner límites a lo que no quieras hacer. Confía en tu instinto y elige: ¿qué te acerca al clímax y qué no? En caso de que no estés segur@, bájalo un poco el nivel. A pesar de que el BDSM incluya fuerza, su acto debe ser apreciado en cualquier caso por los dos miembros.

Consejos BDSM: ayudantes útiles

Látigos, cuerdas y otros juguetes sexuales podrían agregarse al juego BDSM. Los juguetes de pareja como LELO Tiani 3 son ejemplos espectaculares. A través del control remoto, puedes ajustar el juguete y llevar a tu cómplice al clímax, independientemente de si estás en la habitación, la oficina o en el súper.

LELO Tiani 3, para parejas

Lleva excitación a cualquier lugar al que vayas con vibraciones retumbantes y agudas. Con su modo de vibraciones sutiles y modos controlados por la aplicación, LELO Tiani es un must para incrementar el placer.